TENDENCIA. Los viajeros que han buscado vuelos para ir a España se han visto ciertamente afectados por los acontecimientos del último año, pero no han abandonado del todo la idea de visitar la Península. Estamos en una época en la que las posibilidades de salir de vacaciones están muy limitadas y al viajero no le queda otra cosa que informarse, buscar y planificar a la espera de poder volver a salir.

Las búsquedas de vuelos a España durante 2020 siguieron una tendencia similar a la de otros países europeos, especialmente del Mediterráneo: durante los dos primeros meses del año el interés fue muy alto, pero luego sufrió una repentina desaceleración a principios de marzo. En los meses de primavera se registró un número mínimo de búsquedas, debido a la escasa confianza en la demanda, y sólo a finales de mayo la tendencia volvió a ser positiva. Al igual que otros destinos turísticos predominantemente de sol y playa, las búsquedas aumentaron durante la temporada de verano (junio-julio), para volver a caer en pleno verano (agosto). Durante los últimos meses el interés por España registra valores todavía muy bajos, en una situación bastante estacionaria: la variación media de septiembre a diciembre es de +1,05%, mientras que de diciembre a hoy ha vuelto a disminuir, debido al confinamiento navideño (+0,09%).

Durante el último mes la tendencia de crecimiento ha mejorado ligeramente (+0,48%), pero los usuarios activos fueron un 12,4% menos que en diciembre. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que los meses de invierno están condicionados por las fiestas navideñas y la necesidad de la gente de desplazarse no realmente por motivos turísticos: podríamos decir, por tanto, que los viajeros siguen interesados en España, pero lo hacen de forma limitada y se encuentran ahora en una fase de estancamiento.

 

DE DONDE BUSCAN. En comparación con los datos de asistencia turística registrados hasta 2019, el ranking de los principales mercados extranjeros ha sufrido cambios. El turismo español siempre ha tenido una fuerte connotación extranjera, pero en la situación actual la nacionalidad predominante en la búsqueda de vuelos es precisamente España (25%). Los extranjeros siguen teniendo un peso importante (75%) pero con una distribución muy concentrada, de forma que los siete primeros países acaparan el 64% de todas las búsquedas extranjeras. Reino Unido, Alemania, Francia e Italia se confirman, incluso en tiempos de pandemia, como los mercados más interesados en la Península, así como Holanda y Estados Unidos. Algunos mercados pierden poco a poco fuerza, como Bélgica, Suiza o Rusia, a diferencia de otros que ven aumentar su cuota, como Polonia y China (8º puesto, 2,3% de los usuarios).

 

CUANDO BUSCAN. Como está ocurriendo en la mayoría de los países, el booking window se ha ido reduciendo con el tiempo: hay una fuerte connotación al last minute y en España hoy el booking window medio es de 58 días. La media se ve arrastrada por el hecho de que el 37% de las búsquedas son para vuelos con llegada en el mes de febrero y el 23% en el mes de enero. Las búsquedas para los meses de primavera siguen siendo escasas: el 11% de los usuarios buscan vuelos para marzo, el 6% para abril y el 4% para mayo. Se registran aumentos especialmente para los fines de semana de marzo y el fin de semana de Pascua. En cuanto a los meses de verano, la primera semana de julio y agosto parecen interesar más a los viajeros. En particular, los extranjeros parecen preferir los meses de octubre, mayo y septiembre.